martes, 22 de diciembre de 2009

Madrid


Ya no oigo los coches, las sirenas, los gritos nocturnos, la lluvia escurrirse en los adoquines sucios llenando agujeros de cemento y arena.
Ya no siento el calor empapado de humo, las esquinas frías de musgo sucio, el aire acorralado en diminutas estancias. Tu pequeñez, tu grandeza.
Ya no huelo tu azufre, la bebida caliente derramada en la acera, la basura olvidada, el perfume artificial, la comida en las puertas.
Ya no veo los neones rotos, las farolas intermitentes, las mil luces rojas, las fachadas manchadas de pena.
Ya no escucho los gritos, las quejas, los pitidos estridentes, las carcajadas obscenas.
Ya no corro en las prisas, no me tambaleo en las grietas, ya no espero en tus mil puertas.
Ahora vivo en tu entraña de acero y ya no espero respuestas

Cuando fuiste futuro la distancia se hizo eterna.

lunes, 16 de julio de 2007

Tempus vitae


Tímida vida, te escurres entre mis dedos, líquida y fresca sin dolor alguno. Llama a la puerta tu mensajero oscuro, tus sueños de luna, tus historias entre páginas marcadas con un doblez.
Tiempo ligero que cabalga entre mis pies perdidos en arenas remotas, en pensamientos fríos. La luz que se escapa entre nubes bajas y anuncia su muerte brillando con más fuerza que nunca.
Tímida vida, que asomas a mi sonrisa, que te colocas en mi tacto quebrado de miedo. Hoy vuelvo mi cabeza para ver ese crepúsculo rosado sobre campos de alfalfa y me guiñas el ojo.
Remota tu estancia, sencilla en tu ser, tímida vida que te niegas a brillar a la luz por temor a que se cieguen tus párpados.
Recuerdo tus frases pequeñas en cálidos susurros, los poemas al sol manchados de ceniza, la escalera de piedra que se pierde en un engaño de un mural de virtudes y trabajos.
Tímida vida, escondida en palabras vacías, en caricias poco concretas. Reniega de tu cárcel de locura, deja que te abandone al viento, mece las hojas sin miedo…

jueves, 12 de julio de 2007

Mentiras


Una mentira es una falsedad. No es un acto en sí mismo, es el resultado de la ausencia de la realidad. La verdad es una y es la norma que sigue nuestra vida. Cuando la verdad se ausenta, nuestra realidad se transforma en una mentira.
La mentira también puede ser un recurso para esconder nuestra realidad, consiste en transformar lo que realmente es en algo irreal o fantástico. Suele ocurrir cuando nuestra realidad no es como nos gustaría que fuese o cuando tememos no ser aceptados o dañar con nuestra verdad. Este tipo de recurso no sólo es un acto de palabra, puede ser también una actuación en contra de nuestra naturaleza o un pensamiento irreal sobre nuestra vida. Porque también nos mentimos a nosotros mismos.
Otro recurso muy extendido son las medias verdades. Consiste en actuar o contar algo sobre nuestra realidad haciendo mención únicamente de detalles irrelevantes que oculten nuestra propia naturaleza. Esta es una opción con la cual mantenemos callada nuestra conciencia puesto que no mentimos, y a nuestra integridad puesto que no nos descubrimos. Las medias verdades pueden transformarse en eufemismos, que es una manera de maquillar nuestra verdad cuando no queremos mentir pero creemos que nuestra realidad puede dañar a otra persona.
De esta misma razón nacen las mentiras piadosas, que son mentiras como otras cualquiera pero al ser piadosas creemos que justifican nuestro acto.
La mentira es sostenible cuando las bases son sólidas. Crear una mentira es más complicado de lo que parece porque todos nuestros actos derivan lógicamente de nuestra realidad, mientras que la mentira no se sostiene en ella y necesita una base irreal creíble. Así que mentir es un arte poderoso basado en la imaginación y cuyo fin es hacer creer a otra persona o a nosotros mismos algo diferente a lo que en realidad es.
Un ejemplo a modo ilustrativo:
Engaño a mi pareja acostándome con otra persona.
Puedo recurrir a la mentira pura, decirle a mi pareja que he estado con unos amigos de copas.
Puedo decir medias verdades, decirle a mi pareja que he estado en casa de un amigo.
Puedo maquillar la verdad, decirle a mi pareja que tengo unas necesidades que él no puede satisfacerme y que me siento sólo.
Puedo recurrir a la mentira piadosa y mirarle a la cara y decirle que le amo y que sólo estaré con él para no dañarle.
¿Pero la mentira radica en lo que yo vaya a contar u ocultar o radica en el acto ruin en sí?, ¿realmente puedo creer que le estoy mintiendo a él cuando se que a quién estoy mintiendo es a mí?. Cuando la mentira genera un daño la cicatriz más profunda se la lleva el que tiene que sostener todo ese peso ilógico, el que se niega a sí mismo ser como es, el que teme enfrentarse a su propia realidad y pagar por sus errores.
¿No es más simple vivir tranquilo tu verdad?

martes, 10 de julio de 2007

carta a la luna

Pequeño:
Siento tus lágrimas como pequeñas agujas que se clavan en mi alma. Y tus ojos encharcados no saben mirar hacial el infinito.
Te duele el pecho de pensar con el corazón, pequeño, y tu mano cae laxa hacia el suelo cuando despiertas como si quisiera sujetar algo que ya no está.
Pasas muchas horas sin hablar porque ya no sabes qué decir y veo en tus ojeras que hace mucho que nada te interesa.
Crees que has perdido todo pero yo tadavía estoy aquí, pequeño. Y no te siento lástima, ni te sigo el juego para que sigan rodando ríos amargos por tu cara. Sabes que más de una vez te he golpeado con mano dura. Pero ahora no puedo, pequeño.
Mucho ánimo, hemos aprendido mucho, sabes que te ayudaré a salir de esta. Sabes que vas a curarte. Pero no puedes esperar.
Vamos, pequeño, no pongas cara de anciano, no encorves tanto la espalda. Hoy has ido a trabajr por primera vez después de una larga baja. Y has visto como todo el mundo te sonreía, lo que te echaban de menos.
Ahora calma y luego te ocuparás de buscar un sitio en Madrid y una vida para tí.
Si puediera te daría ese abrazo que nunca pides para terminar de sacarte las lágrimas que todavía te ahogan. Pero no puedo porque vivo dentro de tí.


lunes, 2 de julio de 2007

el fabuloso destino....


Y por qué no?, una cita a ciegas?... Buf!, no se..., suena raro.
Hoy había quedado con David para hacer compra pesada, se ofreció ayer para llevarme en coche y cargar con todo eso que a mí me cuesta una semana subir a casa a patita. Dije yo que para lo que usaba la semana tampoco era importante. Pero reculta cómodo no tener qué sopesar el peso y la distancia a diario.
Recibo un mensaje por la mañana. Una invitación para tomar café, dar un paseo.... Así, sin foto?, nada?... Qué pereza, paso, de locos estamos hartos.
Al mediodía un mail de R. Muy buen rollo, alusiones a un nuevo disco de Björk y un vídeo de regalo.
Escuchas a Björk?, sorpresa!, no lo imaginaba. Mal rollo, desvío de la ira irracional, canalizar lo positivo. Gracias por el mail, R. De corazón, es muy bonito.
Pues sí, ahora si que quiero ese café, ese paseo porque el mensaje es amable, nada pretencioso y porque no tengo nada que hacer. Si un vídeo de Björk sirve para que dos personas que se han amado se sigan comunicando... qué no puede hacer la amable voluntad?.
El exceso de cautela se rompe rápido con un par de sonrisas, con gestos amables, con confesiones de confianza. Y lo he pasado bien. Por qué no?.
Me ha sorprendido una frase: Eres especial, haces que me sienta cómodo, que me vea diferente.
No por ser un halago, más bien porque es parecido a algo que ya me han dicho últimamente otras dos personas.
Entonces me doy cuenta de que mi autoestima está muy mermada. Que no consigo creer que pueda causar ciertos sentimientos en otras personas.
Tal vez sea que mi manera de ser cause cierta ternura, aunque yo haya asimilado que soy un poco recio. Tal vez sea que tengo que creerme ciertas cosas y orientarlas hacia una vía de escape que me enseñe a manejar mi propia estima.
Me he sentido como Amelie pero con un toque estúpido, porque supongo que Amelie nunca tuvo que sentirse como ella misma y porque tampoco se veía como una parodia divertida de la ternura.
Qué coño, y si soy buen tío, por qué no lo han de notar los demás?.

Plain to see no flies on me
Take me higher Angel Fire
Take me where I want to go
Teach me things I need to know
Plain to see no flies on me
Take me higher Angel Fire
Take me where I want to go
Teach me things I need to know

lunes, 25 de junio de 2007

Sonrisas y lágrimas??


Más bien carcajadas. Finde en Madrid, con la vida corriendo tras los talones. Es curioso como en unas pocas horas pueden ocurrir tantas cosas después de un ostracismo involuntario de varias semanas en un ricón de mi habitación.
Llegada trepidante a Plaza Castilla con los forofos del fútbol ayudando al ruido natural de la zona. La grata sorpresa de un maño estupendo que me esperaba con una moto para llevarme de cañas. Viaje peliculero y velocista como "paquete" por las calles de Madrid, cañas, conversación, buen rollo y un parque donde descansar y mirar los árboles desde abajo.
Quedada con María y Olgui en lavapiés para cenar en una terracita de un restaurante hindú y una breve visita a un concierto de un soriano. Un mojito con risas extras en Argumosa y un servidor, que llevaba 9 meses sin probar el alcohol algo perjudicado.
No tenía muchas ganas de fiesta pero la compañía invita y las oportunidades de disfrutar a ese nivel no son rechazables, desde luego. Así que decidimos ir al círculo de bellas artes donde había noche de conciertos. El cuerpo de María estaba un poco tonto y no quería hacer caso a su dueña. así que Olgui y yo nos tragamos una buena cola (en sentido figurado) para entrar.
Olgada de la noche: si quieres subir a la azotea a disfrutar de las vistas y música chill puedes hacer una nueva cola o presentarte al primer tipo que encuentras en el ascensor y que, casualmente, tiene una llave maestra que habilita las plantas desde el mismo ascensor para no tener que hacer cola. Tres intentos fallidos después decidimos colarnos por unas escaleras burlando a los de seguridad y llegar hasta la última planta pero las puertas están cerradas. Olgui conoce a otro chico que, casualmente, sabe por dónde colarse si somos rápidos. Una carrerita que deja a todo el mundo boquiabierto y por fín llegamos a la azotea.
Nos encontramos con Jose y sus amigos. Una copa que ya no necesitábamos y que se quedó a medias tras hacernos amigos del camarero que vació media botella en cada vaso. Lagrimillas de nostalgia incontenibles y abrazos para mitigarlas.
Salimos de allí y anduvimos hasta Las Ventillas con ánimo de ver las hogueras que, por supuesto, hacía horas que habían acabado. La amiga de Jose, completamente surrealista, en cruzada permanente contra los decibelios extras de los forofos del fútbol. Divertidísimo. Seguimos andando hasta Tirso con ánimo de encontrar un bar pero el camino iba directamente a Antón Martín y no estaba preparado para llegar hasta allí.
Así que media vuelta para irnos a descansar a casa de Olgui.
Por la mañana desayuno con accidente de coche de fondo, mascarilla facial, baile, pasta, gatos y más lagrimillas.
Vuelta a Plaza Castilla (sin ir demasido kinky), con Mala Rodriguez de fondo y Olgui que me regala una canción: "con los ojos de engañá".
Jo, besos, besotes y gracias por todo, por cuidarme y entender lo que necesito, lo que puedo y no puedo hacer y por los abrazos cuando ya los ojos estallan porque me hubiera gustado tanto compartir esa noche con él... Pero por fortuna la pude compartir con gente genial y me pude reir como hacía tiempo.
Olvidaba un alegato en Argumosa para incendiar las facultades en la noche de San Juan!
Repetiremos aventuras.

viernes, 22 de junio de 2007

Locura


-A ver, Efra, tienes que cambiar ciertos hábitos, no puedes, por ejemplo seguir escuchando esa música tan concienzuda. Al menos un tiempo. Sabes que no te hace bien.
-¿Y qué hago?
-Escucha otra música más anodina, más animada, nuestro país es un gran productor de triunfitos variados y cantantes clónicos. Mira las listas de éxitos.
-Nunca me ha gustado esa música.
-Ponla de fondo, te ayudará a concentrarte en las tareas mejor que la que escuchas ahora, además sabes que te trae recuerdos porque la has compartido. Haz un esfuerzo, mereces estar un poco más tranquilo, vacíate, deja a un lado a Björk, a Wim Mertens, a Eleftheria, a Värtinna, a Imogen Heap..
-De acuerdo, lo intentaré.
-No lo intentes, hazlo... por tí.


Vendo el inventario de recuerdos de la historia mas bonita que en la vida escuche
Vendo el guión de la película mas triste y la mas bella que en la vida pude ver
Vendo los acordes, la brillante melodía y la letra que en la vida compondré

Vendo hasta el cartel donde se anuncia el estreno del momento que en la vida viviré

Entiendo que te fueras, y ahora pago mi condena pero
no me pidas que quiera vivir
Sin tu luna, sin tu sol, sin tu dulce locura
me vuelvo pequeña y menuda, la noche te sueña y se burla te intento abrazar y te esfumas
vendo una cámara gastada que captaba la mirada que en la vida grabare
vendo dos entradas caducadas que eran de segunda fila que en la vida romperé
vendo dos butacas reservadas hace siglos y ahora caigo que en la vida me senté
vendo hasta el cartel donde se anuncia el estreno del momento que en la vida viviré
entiendo que te fueras, y ahora pago mi condena pero no me pidas que quiera vivir

sin tu luna, sin tu sol sin tu dulce locura me vuelvo pequeña y menuda, la noche te sueña y se burla te intento abrazar
sin tu luna sin tu sol sin tu dulce locura llorando como un día de lluvia mi alma despega y te busca en un viaje un viaje del que no vuelve nunca.
subiré cada noche a buscar a tu luna en mi tejado el recuerdo de un abrazo que me hace tiritar

La oreja de Van Gogh.

Joooooder.